Hazte Alumno   Área Privada de Alumnos  


Alerta:
Convocatoria de Primavera

El viernes, 28 de febrero, finaliza el plazo de Matrícula para los Programas de Especialización de la CONVOCATORIA DE PRIMAVERA 2020 (fecha de inicio de los cursos: 20 de marzo).

El destino del nuevo arte es la autodestrucción

El destino del nuevo arte es la autodestrucción

La obra de arte ha cambiado. La estabilidad y la resistencia que se asociaba a las creaciones artísticas se ha difuminado con la llegada de la era digital, dando paso a un concepto más abierto, en el que la trascendencia pasa por obras efímeras de difícil conservación.


"Existe una nueva concepción de la obra de arte que cambia y evoluciona, que tiene que adaptarse. No se puede congelar, una modalidad más fresca y con menos ansiedad que en el pasado", comentó Daniel Canogar (1964, Madrid) que, con motivo del 30 aniversario del programa televisivo Metrópolis, se reunió en una conversación con Antoni Muntadas (Barcelona, 1942).


Bajo el título Entre el objeto y la imagen, este intercambio de ideas se realizó en la Fundación Canal, en Madrid, unió a dos de las figuras más representativas del arte digital en España, con amplio recorrido internacional y un legado indestructible sobre la creación artística contemporánea.


“En la era digital, todo está hiper-documentado de una manera inmediata pero, para una visión histórica los datos no son fiables. Dentro de 100 años no quedará ninguna documentación de nuestra época. Lo que producimos es tremendamente efímero”, apuntó Canogar, adentrándose en la fugacidad de los materiales digitales y la pérdida de memoria histórica y cultural que ello supone.


Ambos centraron su mirada en la problemática de la conservación artística, llegando a la conclusión de que ningún medio moderno garantiza la conservación de sus creaciones, pero siguen en busca de una solución. Antoni Muntadas, pionero del media art en España, profundizó sobre los límites de una obra de arte al ser conservada, y dejó claro que hay que simplificar la extensión para dejar lo esencial.


Una lucha frente al incremento de una polución museística que trasladó a las herramientas digitales y comentó su opinión sobre los contenedores de video más populares. Pese a los valores positivos que es capaz de ver en webs como youtube o vimeo, el artista catalán sentenció que cada persona debería crear su propia plataforma.


Los protagonistas enfocaron pronto su atención al tema que ha condicionado sus obras: la tecnología. Profundizaron sobre cómo ha afectado a su trabajo al tratarse de dos creadores de diferentes generaciones y contextos culturales, e intercambiaron opiniones sobre el presente y futuro de la creación digital.


Muntadas escogió el video para criticar a sus dos “hermanos mayores”: el cine y la televisión. “Un medio sirve para dar la vuelta a otro. El artista debe tener cierta subjetividad crítica ante un mundo que pretende ser objetivo y no lo es”. Una mentalidad reaccionaria que no se conformó con el simple diagnóstico, aportando alternativas y nuevas soluciones ante las realidades obsoletas.


Elegir un medio digital para desarrollar su creación artística no fue tan fácil para Daniel Canogar que, viniendo del mundo de la fotografía, tuvo que adaptarse.“El dilema de mi generación fue que empezamos con las tecnologías analógicas y, como un mazazo, llegó la tecnología digital”.


Los dos artistas coincidieron en el aspecto positivo del desarrollo tecnológico y especificaron que se deben procesar e incorporar los nuevos medios en todo proceso creativo, aunque hay que adaptarse con cuidado, dando importancia a que no todo avance es beneficioso. La labor del artista es cuestionar el medio y expresar sus conclusiones.


Para Canogar, la tecnología digital ha dañado la dignidad de los objetos. Supone una desmaterialización que ha roto la conexión entre generaciones. “Las personas han ido transmitiendo el conocimiento a través de muchos objetos que, hoy en día, se encuentran obsoletos”.


El objeto como archivo del conocimiento humano, pero también como conexión con la realidad, una conexión que tiene que restaurar el artista. "Lo que más me interesa del net-art es cuando se sale de la red", aporta Canogar refiriéndose asu obra Otras Geologías (2005), en la que retrata cuerpos humanos sumergidos en una marea de residuos tecnológicos.


Pero esa obsolescencia material no convenció a Muntadas, que centró su discurso en el estudio de los cuerpos. Un estudio que comenzó en sus primeras obras sensoriales acercándose a un cuerpo más personal, pero que a medida que avanzó en sus proyectos se centró en el cuerpo social.


“Un tejido más amplio que crea sentidos y problemáticas que hay que cuestionar. Para lo que me apoyo en la antropología, sociología y otras ciencias sociales”, explicó.


Fuente El Confidencial (Ramón de Fontecha): El destino del nuevo arte es la autodestrucción...
Compartir | Recomendar Noticia | Fuente: El Confidencial (Ramón de Fontecha) | Fecha: 16/07/2014 | Ver todas las noticias



Programa de Especialización relacionado:

D11.04. Arte del Siglo XXI - Arte Postcontemporáneo, Emergente y Digital
Máster relacionado:

MAC Máster en Gestión y Valoración de Arte Contemporáneo
Libro relacionado:

Historia de la pintura y la escultura del siglo XX en España. Tomo II